UA-80770364-1
La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

PUNCIÓN SECA

 

 

¿QUÉ ES LA PUNCIÓN SECA?

 

El método de Punción Seca (PS) va destinado al tratamiento de los puntos gatillo. Los puntos gatillo, definidos de forma muy simple, son puntos donde un tejido muscular está más acortado, de forma que no le llegan nutrientes y, por lo tanto, está hipersensible al tacto. Además puede dar un dolor irradiado a distancia. 

La idea es tratar esta zona de contractura máxima (punto gatillo miofascial) mediante la introducción de una aguja, normalmente de acupuntura, en ese punto gatillo. Esto hace que el sistema nervioso central comience un proceso de regeneración de este músculo dañado de forma que llegan más nutrientes y, si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad y desaparecen síntomas como el dolor local y el dolor irradiado “seca”.

Se usa el adjetivo “seca” no sólo por ser fieles al término inglés original (“dry needling”), sino también para enfatizar el hecho de que no se emplea ningún agente químico y distinguirla inequívocamente de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia, como anestésicos locales, suero salino isotónico, antiinflamatorios no esteroideos, corticoides o toxina botulínica.

 

 

 

Técnica

La acupuntura y las técnicas de Punción Seca son similares, pero su razón de ser y su uso en el tratamiento son diferentes. En el tratamiento de puntos gatillo para las personas con Síndrome de Dolor Miofascial, la Punción Seca es un procedimiento invasivo en el cual se inserta una aguja en la piel y el músculo directamente a un punto gatillo miofascial.

 

¿Qúe es un Punto Gatillo Miofascial?

Un Punto Gatillo Miofascial es:

- Un punto altamente irritable de dolor en un nódulo dentro de una banda tensa palpable de músculo esquelético.

- Su dimensión puede ser desde un pequeño grumo, hasta un bulto grande.

- Son dolorosos a la presión

-Puede evocar dolor referido característico (el dolor se disemina o extiende siguiendo un patrón determinado, siempre el mismo para el mismo Punto Gatillo) y fenómenos autonómicos; tales como sudoración, piel de gallina...

 

 
Los Puntos Gatillo Miofasciales, se dividen en:

- Puntos gatillo activos van a producir dolor espontáneo, no necesariamente en el músculo afecto, y también van a generar disfunción o alteración caracterizada por la debilidad y restricción del movimiento.

- Puntos gatillo latentes, que no van a generar dolor espontáneo ni disfunción, pero si van a generar dolor a la presión.

 

 

 

 

La punción  seca en un punto gatillo miofascial provocará una respuesta de espasmo local (REL) que es un reflejo involuntario de la médula espinal que hace que las fibras musculares en la banda tensa de músculo se contraigan. Este indica la colocación correcta de la aguja en un punto gatillo. La PS que provoca REL mejora los resultados del tratamiento, y puede funcionar mediante la activación de opioides endógenos. La inserción de la aguja puede causar dolor aunque cuando es realizada por profesionales bien entrenados no es un suceso común.

Mediante técnicas de microanálisis se ha comprobado como la Punción Seca causa la inmediata reducción de la concentración de las sustancias sensibilizantes existentes en la zona del Punto Gatillo Miofascial, lo cual podría explicar sus frecuentemente inmediatos efectos en la reducción del dolor.

 

TIPOS DE PUNCIÓN SECA

Punción Superficial

Consiste en la introducción de la aguja de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en elsculo. Después, de la punción superficial realizaremos un tratamiento conservador sobre el punto gatillo (explicado más abajo) para elevar el umbral del dolor y trabajar con más facilidad sobre el punto gatillo. En ocasiones, puede ser necesaria la estimulación de la aguja una vez que ha sido introducida en el tejido subcutáneo.

Punción Profunda

Consiste en la punción de los puntos gatillo situados en los músculos profundos, por ello las agujas deben introducirse hasta llegar al punto gatillo. El tamaño de la aguja que se va a emplear se determina de acuerdo a la profundidad del músculo en el que se encuentra el punto gatillo.

Dentro de la Punción Profunda podemos encontrarnos con diferentes técnicas que difieren entre sí, sobre todo en el nivel de agresividad. Una vez que la aguja se encuentra dentro del punto gatillo va a ser necesaria su estimulación que se puede realizar, entre otras maneras; introduciendo y sacando la aguja del punto gatillo o haciéndola girar. Después, de la técnica de punción hay que realizar otro tratamiento superficial (como spray frío, movilizaciones, masaje, contracciones del músculo, etc.) con el fin de mejorar la efectividad de la técnica.

 

INDICACIONES DE LA PUNCIÓN SECA

Cada vez existe una mayor cantidad de estudios que utilizan exclusivamente la PS para el tratamiento de diversas afecciones, constatándose sus buenos resultados. Por ejemplo, la PS se ha empleado con éxito en el tratamiento de:

  • Dolor miofascial de hombro
  • Dolor de hombro en hemiparesias
  • Síndrome subacromial crónico (impingement)
  • Braquialgías causadas por PGM en el músculo infraespinoso
  • Alteraciones de los patrones de activación motora del hombro
  • Dolor lumbar
  • Radiculopatias cervicales y lumbares
  • Dolor cervical crónico causado por el síndrome del latigazo cervical
  • Dolor cervical concomitante con sensación de dificultad respiratoria
  • Dolor miofascial torácico postquirúrgico crónico
  • Dolor miofascial crónico de rodilla
  • Dolor anterior idiopático de rodilla
  • Dolor crónico en pacientes con artrodesis de pie
  • Dolor y disfunción de la articulación temporo mandibular
  • Dolor miofascial crónico en diferentes localizaciones
  • Dolor postherpético
  • Migrañas
  • Cefaleas tensionales
  • Cefaleas crónicas
  • Espasticidad en tetraplejias incompletas y en parálisis cerebral infantil

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES DE LA PUNCIÓN SECA

Hay casos en los que la punción seca está contraindicada o simplemente hay que tener una serie de precauciones y de factores a tener en cuenta en el momento de su aplicación.

Habrá que valorar riesgos y el uso de otras técnicas, como puede ser el tratamiento conservador, mediante métodos manuales, o electroterapia, para aliviar los puntos gatillo sin necesidad de utilizar las agujas. Estos casos son:

  • Miedo a las agujas
  • Problemas de la coagulación
  • Zonas con heridas o cicatrices, tatuajes, manchas, lesiones...
  • Alergia a los metales (como el níquel, aunque existen agujas de diversos materiales, habrá que valorarlo y tenerlo en cuenta)
  • En mujeres embarazadas (en zonas próximas a las regiones pélvica y abdominal)

Por existir este tipo de problemas, y por ser una técnica invasiva a la que no todo el mundo está acostumbrado, es necesario que el fisioterapeuta explique bien todo el proceso antes de emplear la técnica, dando al paciente información sobre ventajas, inconvenientes y también sobre otras alternativas de tratamiento. 

Es una técnica que puede molestar en el momento de su aplicación y dejar molestias un par de días (similar a agujetas en la zona); sin embargo, puede ser útil para conseguir alivio bastante rápido de problemas musculares, por lo que es una opción a tener en cuenta, que funciona mejor si se combinan otras técnicas pasivas y activas de tratamiento.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?